Micrófono de cinta - ¿Qué es? Sabe sus diferencias y cuidados necesarios : Magroove Blog
Magroove Magroove
close
Free Distribution.
Free Store with
custom merch.
No hidden fees. 
JOIN NOW
Not today

Micrófono de cinta – ¿Qué es? Sabe sus diferencias y cuidados necesarios

Abril 15, 2020 • 9 min de lectura

El momento de elegir los micrófonos para tu estudio de grabación casero envuelve dos grandes cuestiones. Una de ellas es la necesidad del uso de aquel equipo; la otra es el estilo del sonido que él va a producir. Y cuando se trata de estilo, el micrófono de cinta se muestra como uno de los más encantadores y peculiares de su tipo.  En la actualidad, el aspecto de este micro ya es diferente de aquellos gallardos modelos usados en radio y grabaciones antiguas, que probablemente has visto en películas y fotos. Pero aquél sonido, elegante y suave, sigue siendo el sello de este tipo de micro. Dentro de los estudios, siempre ha seguido presente, aunque en tiempos de nuevas tecnologías. Aquí, vamos a contarte el secreto y los detalles de este clásico micrófono, para que entiendas por qué y cómo usarlo de la mejor forma.

Cómo funciona el micrófono de cinta

El micrófono de cinta es un precursor del micrófono dinámico. Su nombre proviene de su principal pieza: una delgada cinta de metal. Esta cinta puede ser de aluminio, duraluminio o nanofilm y se coloca entre los dos polos de un imán, dentro de la cápsula.  Esta cinta de metal funciona como un diafragma y transductor, captando las vibraciones del sonido y convirtiéndolas en una señal eléctrica. El voltaje inducido en la cinta se produce de acuerdo con la velocidad que se mueve el aire que viene de la fuente sonora. De esta manera, este tipo de micrófono también se llama “micrófono de velocidad”.

El sonido del micrófono de cinta

Una de las definiciones más conocidas para el micrófono de cinta fue dada por el fundador de la AEA, Wes Dooley: según él, los micros de este tipo “oyen como tus oídos”. La naturalidad en la captación se ve claramente en el audio final: mientras otros micros ofrecen un sonido demasiado preciso, a punto de captar matices que ni siquiera has percibido (y que quizás a ti no te gusten); el micro de cinta se muestra no lineal – y así, muy sincero.  Las frecuencias bajas afectan más las cintas de metal, produciendo incluso picos de resonancia. Por otro lado, su membrana (es decir, la cinta) acepta bien e hasta atenúa levemente altas frecuencias de sonido, generando una respuesta plana a este tipo de onda. Así se consigue su hermoso sonido, cálido, agradable y hasta oscuro o sin brillo para algunos.

Un consejo: la no adaptación de impedancia del micrófono de cinta al circuito eléctrico puede resultar en un sonido aparentemente ahogado y con volumen bajo. Para solucionar este problema, puedes añadir un preamp (es decir, un previo) y un ecualizador a tu grabación. Bien aplicados, estos recursos dan brillo y hacen énfasis en los agudos, valorando el sonido captado.

Todos los sutiles movimientos captados por la cinta son convertidos en minúsculos voltajes, que pueden ser casi imperceptibles si no haber adaptación de su impedancia a la salida.  Con un previo y un EQ, te darás cuenta de que el registro de la grabación fue minucioso y los cambios en las frecuencias sonoras y aquella “oscuridad” eran solo una cuestión de corriente eléctrica.

Direccionalidad o patrón polar 

El micrófono de cinta es bidireccional, lo que significa que tiene un patrón polar figura de ocho. Esta característica hace que sea el modelo preferido en las antiguas transmisiones de radio, como los programas de entrevistas, por ejemplo, porque capta solo lo que está en su parte delantera y trasera – se anulando cualquier onda de sonido que venga a 90° del micrófono. 

Hoy en día ya se comercializan, aunque en cantidad menor, micrófonos de cinta con patrón polar cardioide, hipercardioide y omnidireccional.

¡Ten cuidado con el Phanton Power!

El Phantom Power, o alimentación fantasma, suministra energía a los micrófonos de condensadores, cajas DIs y otros equipos, a través de un cable balanceado. Una vez que el micrófono de cinta tradicional ya tiene un transformador interno en la salida – la fuente T-power – él no necesita el Phantom Power. Entonces ten cuidado al utilizar este recurso, porque muchos modelos de micrófonos de cinta, si conectas a su voltaje, se queman.

Hoy en día, hay unos modelos de micrófonos de cinta que usan la alimentación fantasma – no para su transductor de cinta, sino para otros componentes.  Entre ellos, están los R-122 MKII de la Royer, A840 de la AEA y los KSM313 de la Shure.

Usando el micrófono de cinta

Como ya se ha dicho, más allá de la demanda para este tipo de micrófono, él encanta por su autenticidad. Entonces, puedes utilizar un micrófono de cinta en tu home studio para los mismos tipos de grabación de los otros tipos de micros: la diferencia del micrófono de cinta será la intención.

Micrófonos de cinta con guitarras

Haz énfasis en las frecuencias bajas y medias y atenúa la distorsión creada por los circuitos sobrecargados de los amplificadores, produciendo un sonido con buen cuerpo y lleno. El modelo KSM313, de la Shure, es usado en vivo por el guitarrista Slash, de Guns N’ Roses. En estudio, el músico suele mezclar un R-121 con un Shure SM57

Micrófono de cinta del modelo KSM313 usado por el guitarrista Slash en conciertos en vivo

Micrófono de cinta del modelo KSM313 usado por el guitarrista Slash en conciertos en vivo

Con instrumentos de cuerdas

Posicionar algunos músicos delante y otros detrás del micrófono de cinta es lo ideal para captar la ambiencia en la ejecución de un cuarteto o de más cuerdas, incluso en espacios más pequeños.

Con instrumentos de vientos

Si está bien posicionado, el micrófono de cinta no capta el sonido de los botones y boquillas. No satura con las notas altas, sino presenta largo rango dinámico, agregando valor a la performance.

Con batería

Funcionan bien como overheads, necesitándose solo más un micro para el bombo. Esto resulta en un equipo minimalista, captado con ambiencia y naturalidad. Si usas un micrófono de cinta en el bombo, una sugerencia es un Royer-R-121 puesto a un angulo de 45º respecto al parche.

Con voz

Considerado el micrófono con el sonido más musical jamás construido, el R44BX, duplicado en el AEA R44, grabó nombres como Frank Sinatra y Billie Holiday e inspiró el surgimiento de varios otros modelos.  Si buscas un sonido con buen cuerpo y que valora el feeling, el micro de cinta es lo ideal: reduce las sibilancias; capta con precisión la cercanía, cantos graves y de volumen más bajo, además de atenuar los agudos. Así, posibilita ecualización de frecuencias más altas sin perjudicar la calidad del sonido.

Uno de los usos más conocidos del micrófono de cinta es la grabación estéreo, según la técnica Blumlein pair.  Creada por el ingeniero electrónico Alan Blumlein, el método utiliza dos micrófonos bidireccionales, posicionados a 90º el uno del otro. 

Micrófono de cinta modelo AEA R44

Micrófono de cinta modelo AEA R44

Diferencia de otros tipos de micrófonos

Toda la diferencia entre el micrófono de cinta y otros tipos de micrófonos parte del mecanismo de transducción.  La diferencia en este factor influye en su uso, construcción y en las características de cada modelo.

En el micrófono dinámico, una bobina móvil se conecta a un diafragma. Esta bobina se mueve al recibir una presión de aire emitida por la fuente sonora. Captando el movimiento, el campo magnético convierte la señal acústica en señal eléctrica.

  • Es más resistente; 
  • Trae un sonido “oscuro”, menos sensible a las altas frecuencias;
  • Es más utilizado en conciertos;
  • Bajo costo.

A su vez, el micrófono de condensador tiene un recubrimiento delgado de metal sobre el diafragma. Es alimentado por electricidad – phantom power (alimentación fantasma) o pilas, lo que los hace más sensibles y de captación más amplia.

  • Requiere phantom power (48 V).
  • Se usa más en grabaciones de estudios;
  • Es más sensible a las altas frecuencias.

El micrófono de cinta no tiene bobina o diafragma, sino una estrecha cinta de metal. Esta pieza se queda en vertical entre los polos de un imán, formando un campo magnético. Cuando la presión es emitida por la fuente sonora, la cinta de metal se mueve, induciendo, por el campo magnético, señales eléctricas. 

  • Es más caro;
  • Se usa más en estudios;
  • Requiere cuidados en la ecualización. 
  • Presenta respuesta de frecuencia amplia;
  • Es frágil.

Cómo cuidarlos

Aunque los modelos recientes tengan estructura robusta y más protección, la cinta de metal, pieza principal de este micrófono, es extremadamente frágil. La membrana es levemente plegable y cualquier flexión puede estropearla.

Para comparar, mientras la cinta de un micrófono Royer tiene hasta 0.004 mm, el grosor medio de un cabello humano es 0.1 mm. ¿Puedes entender los cuidados necesarios? Temperatura, posicionamiento, contacto, viento: casi todo alrededor es muy peligroso para este tipo de micro.

Los manuales de instrucciones de la mayoría de los micrófonos de cinta recomiendan que el equipo salga de su caja solo para uso y sea guardado en posición vertical – de lo contrario, la cinta puede estirarse, estropeándose.  Su almacenamiento debe ser en un local fresco y protegido contra la luz excesiva y el polvo. Estos cuidados pueden contribuir a mejorar su eficacia y alargar su vida útil. 

Modelos para tu home studio

Si hiciste clic en el enlace de arriba sobre el legendario R44BX de la RCA, debes haber te dado cuenta del precio “bajo” de un micrófono profesional de última generación. Considerando aquí las posibilidades accesibles a un pobre mortal que está construyendo un home studio honesto, hemos elegido los modelos más conocidos y demandados del mercado.

  • Royer 121: la mayor referencia entre los micrófonos de cinta. Esta empresa es la responsable de introducir de nuevo el micrófono de cinta a los ingenieros de sonido de todo el mundo, en 1998. La contribución de la Royer para el mundo del audio le ganó un premio Grammy en 2013.
  • Avantone Audio CR-14: además de su bello aspecto visual, tiene como atractivo su coste relativamente bajo, tratándose de un micrófono de cinta. Es una buena opción para quienes nunca tuvieran uno.
  • Golden Age Project R1 MK2: indicado principalmente para grabaciones de voz en estudio, también se mostran muy útiles en vivo. Requiere un previo para corregir la baja tensión de salida.
  • AEA R84: uno de los varios micrófonos semejantes al R44, es adecuado para grabaciones cercanas y de ambiencia. Presenta impedancia estable y es compatible con diversos tipos de previos.

Si buscas un “sello” estético en el sonido de tu home studio, el micrófono de cinta es una opción que agrega originalidad y estilo para cualquier grabación. Y lo mejor de todo: sin perder la naturalidad.

Magroove Magroove